Requisitos

Para exigir una mejora de la hipoteca o, en su defecto acudir a una quita o, incluso una DACIÓN EN PAGO, conforme al RDL 6/2012.

  •   Que el volumen de ingresos de la unidad familiar no supere el límite de 3 veces el sueldo mínimo (aproximadamente 1.600,00 €.)
  •  Que en los últimos 4 años haya sufrido una alteración en sus condiciones económicas.
  •  Que la cuota resulte superior al 50% de los ingresos netos de la unidad familiar.

Para determinadas medidas es necesario también:

  • Que no dispongan de otros bienes o derechos patrimoniales suficientes.
  •  Que se trate de un préstamo concedido para la compra de la vivienda y recaiga la hipoteca sobre ésta.
  •  Que el préstamo carezca de otras garantías.

Todos estos requisitos han sido ampliados por medio del Real Decreto-Ley 1/2015 PARA REFORZAR LA PROTECCIÓN DE LOS DEUDORES HIPOTECARIOS.
Con este nuevo Real Decreto se amplían los supuestos de familias en situación de especial riesgo de exclusión, como son:

  • Familias numerosas.
  • Familias monoparentales con 2 hijos a cargo.
  • Familias con un menor de 3 años o algún miembro con discapacidad superior al 33% o con dependencia.
  • Y personas mayores de 60 años.

Los ingresos de estas familias no podrán superar el límite de 3 veces el IPREM anual de 14 mensualidades y se inaplicarán las cláusulas suelo para estos deudores hipotecarios.
Finalmente también se amplia hasta 2017 la suspensión de alzamientos sobre viviendas habituales de familias especialmente vulnerables.
 
◄◄Volver